Por qué y para qué surge el proyecto ADAPTA LOCAL

¿Qué son las amenazas climáticas y qué se espera para Extremadura?

Cada vez con mayor frecuencia, se escucha en diferentes medios de comunicación y en conversaciones familiares o con amigos hablar de cambio climático. Existe cierta confusión en todo lo relativo en torno a esta temática.

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) define el cambio climático en su artículo 1 como:

Este cambio de clima conlleva unas amenazas climáticas que se entienden como tendencias o eventos climáticos que pueden causar la pérdida de vidas, lesiones o afecciones a la salud, daños o pérdidas de bienes, infraestructuras, medios de vida, servicios prestados y recursos ambientales. Es decir, las amenazas se refieren a tendencias y eventos futuros relacionados con el clima que pueden conllevar efectos adversos de diferente índole, por ejemplo, cambios en temperatura o precipitación de retorno, incluyendo, a su vez, un nivel de incertidumbre.

En Extremadura se han desarrollado 18 modelos climáticos diferentes, en los que mediante una serie de gráficos, se ha modelizado el cambio tanto de la temperatura media máxima como de la temperatura media mínima.

Tanto la media de las temperaturas máximas como la media de las temperaturas mínimas, aumentarán, en aproximadamente 4º C para finales del siglo XXI según el documento de Escenarios Climáticos Regionalizados para Extremadura.

Igualmente, se ha analizado la evolución de las precipitaciones anuales, y el conjunto de los modelos climáticos indica que la tendencia es de una ligera disminución, siendo el porcentaje final esperable de  – 20% aproximadamente.

Por otra parte, se ha estudiado el comportamiento climático referente a fenómenos meteorológicos extremos, tales como las precipitaciones intensas y los períodos de sequía.

Así, se ha observado un aumento relativo tanto en lo referente a días de precipitaciones intensas como a duración de períodos secos continuados, lo que indica un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos.

El cambio en la precipitación esperable en cada una de las estaciones del año es que se desarrollará una disminución de las precipitaciones relativas a las estaciones de primavera, verano y otoño y por el contrario, existirá un ligero incremento porcentual de precipitaciones en invierno.

Los efectos del cambio climático generan una serie de impactos, por ejemplo, en biodiversidad, cambiando la estructura y funcionamiento de los ecosistemas – por ejemplo, la dehesa, que es una fuente de recursos socio-económicos en la Comarca de la Siberia puede verse amenazada -, un aumento de los plagas, una desincronización de especies, un aumento de la erosión del suelo por las lluvias intensas y las sequías, etc. Por otra parte, en el área energética, hay mayor riesgo de cortes de suministro y pérdida de rendimiento de las instalaciones, entre otros.

En la zona de la Siberia destaca especialmente el gran número de embalses existentes. En energía, la gran perjudicada del cambio climático, es la energía hidraúlica, debido a una disminución de las precipitaciones y los períodos de sequía. Se necesitará hacer una adaptación del consumo y la demanda energética para asegurar el suministro y que no haya cortes en verano.

Por otra parte, el aumento de temperatura, los períodos de sequía y las olas de calor incrementan, a su vez, el riesgo de incendios.

Así este proyecto surge ante estas previsiones y para lograr una adaptación frente a las amenazas climáticas, disminuyendo la vulnerabilidad de los municipios extremeños mediante la mejora de su capacidad adaptativa; además, quiere ser un paradigma replicable y servir de inspiración a municipios similares, facilitando información sobre el “cómo se hace la adaptación”.

La Siberia: una zona rural a revitalizar

La Siberia aparece clasificada como zona rural a revitalizar de primer nivel. Esta Comarca tiene un problema esencial de partida y es que en el período 2005 – 2015 ha perdido un total de 1.218 habitantes, pasando de 26.414 a 25.196.

Sin embargo, tiene grandes fortalezas y recursos endógenos que pueden servir para dinamizar la economía de la Comarca y atraer y/o retener a personas que pueden tener un ámbito de trabajo para su desarrollo personal y profesional.

Muchas direcciones apuntan a que la economía verde y circular puede ser un gran revulsivo para el desarrollo de los territorios. En Extremadura, no se han desarrollado hasta ahora planes locales de adaptación al cambio climático. Esta misma semana se presentó la Plataforma Española de Acción Climática, recientemente, se ha abierto la convocatoria de proyectos POCTEP que contempla línea específica para proyectos que hagan frente a inundaciones e incendios, vinculado esto directamente con la adaptación al cambio climático. La iniciativa LIFE, los proyectos promovidos desde Fundación Biodiversidad, los proyectos CLIMA, la eficiencia energética promovida desde el IDAE, son sólo algunas de las iniciativas que desde Europa apuntan en esta dirección.

Por otra parte, existen algunas corrientes en el mundo así como generaciones que están dispuestas a invertir en medio ambiente. Por ejemplo, “los creativos culturales” – que ya son más de 200 millones en el mundo y que fomentan las inversiones en desarrollo sostenible, en tecnología ecoeficiente, en consumo sostenible, ecoturismo, que ejercen presión en las empresas para su mejor comportamiento ambiental y cuyos valores principales son la sostenibilidad, la multiculturalidad, la lucha contra el abuso a mujeres y niños, el altruismo, el desarrollo personal, la espiritualidad y la conciencia social y ambiental.

Saber conjugar todo esto, aprender a identificar los nichos de empleo relacionados con el medio ambiente, transitar hacia una forma de hacer las cosas que repercute en la mejora de la calidad de vida de la población y en la habitabilidad de los espacios es la clave para el resurgir; y si además, de paso, desarrollamos una capacidad adaptativa que influya en la disminución de los riesgos y sirva de paradigma para resto de territorios – como se persigue con este proyecto – el éxito está asegurado. Al fin y al cabo, sobreviven los que mejor se adaptan.