Participación Ciudadana

DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO DE LOS MUNICIPIOS DE SIRUELA Y TAMUREJO PARA LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO.

Con el fin de llevar a cabo un diagnóstico de los municipios de Siruela y Tamurejo, se está trabajando con un mapa de agentes del territorio mediante un proceso participativo. En este mapa se ha aglutinado a representantes de los principales sectores que intervienen en el territorio: ganadería y agricultura, turismo, sector institucional, científico, técnicos municipales, sector privado, etc. Con las aportaciones de todos los participantes se pretende detectar las necesidades de cada municipio para adaptase al cambio climático por un lado, y por otro, identificar aquellos puntos fuertes del municipio que nos ayudarán a adaptarnos con éxito a los efectos del cambio climático. Durante este proceso con los agentes se ha ido esbozando una matriz DAFO, intentando analizar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de ambos municipios. Este es un documento dinámico que se irá modificando con las aportaciones y sugerencias de los agentes.

ANÁLISIS DAFO DE LOS MUNICIPIOS DE SIRUELA Y TAMUREJO PARA LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO (descárgalo aquí)

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LOS PLANES MUNICIPALES?

Durante el proceso de diseño e implementación de un plan local de adaptación al cambio climático, considerar la participación de los diferentes grupos de interés, así como integrar la sensibilización y mantener una comunicación fluida resultan claves para el éxito del plan y para lograr la implicación de la ciudadanía.

Así, el “mapa de agentes” que se ha configurado ha estado presente en la puesta en marcha del proceso, ha participado en la identificación de prioridades de actuación en función de las vulnerabilidades inicialmente identificadas y ha compartido su visión respecto a debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Igualmente, de algún modo, se perseguirá su participación en la priorización de acciones que integrarán el Plan así como en la evaluación y seguimiento del Plan, dándoles reportes por vía electrónica y manteniéndoles informados a través del blog del proyecto y redes sociales del CSEA, pudiendo contactar con el equipo del proyecto en cualquier momento.

El plan supondrá la implementación de una serie de medidas durante el tiempo de duración del proyecto, – hasta junio de 2018-. Además, se identificarán una serie de medidas a medio y largo plazo, cuya implementación podrá realizarse a través de diferentes vías, mecanismos y fuentes de financiación pero que también podrán impulsarse desde la sociedad civil a través de sus propios hábitos y en sus empleos, acciones del tejido asociativo, etc.

A su vez, es importante reforzar la comunicación dirigida al conjunto de la población con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de adaptarse a los impactos potenciales del cambio climático – con este objetivo se celebrarán en el mes de abril 2 talleres de sensibilización en colegios. Igualmente, es necesario reforzar la información y comunicación dirigida a personal municipal, tanto técnico como político, sobre adaptación al cambio climático, para que puedan conocer para luego actuar. Para ello, se han estado manteniendo reuniones con los equipos de gobierno de ambos municipios, se ha hecho una recopilación de información en la Mancomunidad y se celebrará una jornada final de presentación de resultados en la que estarán presentes representantes políticos y técnicos con poder en la toma de decisiones, además del público general.

La participación ciudadana se hace necesaria, por tanto, para:

  • Lograr la sensibilización de los diferentes agentes implicados sobre la importancia de la adaptación al cambio climático.
  • Incorporar en el desarrollo de los planes locales de adaptación, así como la posterior priorización de medidas, las diferentes sensibilidades y necesidades.
  • Fomentar la corresponsabilidad de todos los grupos implicados y promover un sentimiento de pertenencia: políticos, técnicos, profesionales, empresas privadas, tejido asociativo así como en general, toda la sociedad civil, incluyendo hombres y mujeres y todas las franjas de edad.
  • Lograr una comunicación fluida y omnidireccional, un intercambio de visiones, un aprendizaje significativo, una optimización de recursos, mejores diagnósticos, mejores propuestas, soluciones más justas y mayor cohesión social.